I own the copyrights of all my photos, no copying or redistribution without my permission.
Yo tengo derecho de autor sobre todas mis fotos, no copiar o redistribuir sin mi permiso.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Korean Pancakes (Bin dae duk) Panqueques Coreanos

 
Los Panqueques coreanos, llamados bin dae duk no se hacen con harina,  se hacen con el frijol chino conocido como judía mungo o soja verde (Vigna Radiata)
Mi esposo fue el cocinero en esta ocasión, ya que a él le gusta mucho estos pancakes. Aprendimos a comerlos en una feria anual de una iglesia coreana que queda cerca de casa.

 Tradicionalmente, los panqueques coreanos llevan pequeñas cantidades de carne de cerdo, pero en esta versión, mi esposo  uso jamón, cebolla, cebollino, cilantro, pimientos rojos y verdes y una pequeña cantidad de arroz.

Receta de Panqueques Coreanos

2 tazas de frijol chino (soja verde, judía mungo)
1 cebolla
½ pimiento rojo
½ pimiento verde
hojas de cilantro
1 cebollino
6 cucharadas de arroz crudo
½ taza de jamón (cortado en trozos pequeños)
Sal (a gusto) + - 2 cdtas
¼ taza de aceite vegetal

Combine los frijoles chinos con el arroz en un tazón.
Añadir agua fría, suficiente para cubrir los frijoles y el arroz.
Dejar en remojo durante unas cuatro horas.

Después de 3 horas y media es hora de cortar las verduras.

Colar y transferir los frijoles y el arroz a una licuadora o food processor.
Añadir 1 ¾  tazas de agua a temperatura ambiente a los frijoles y el arroz y 2 cucharaditas de sal.
Mezcle hasta que tenga una masa parecida a la de hacer panqueques.
Agregar la cebolla y moler.
Transferir la masa a un recipiente grande (se le agregaran  las verduras).
Añadir las verduras y revolver suavemente todo con una cuchara de madera.
La masa para panqueques coreanos está lista para usar.

 
Para hacer los panqueques:
En un sartén con ¼ taza de aceite vegetal a temperatura mediana, depositar la masa cuidadosamente para crear panqueques redondos.
Una vez que vea un montón de burbujas en la superficie de los panqueques, voltearlos y cocinarlos por un par de minutos.
Se deben de presionar con una espátula para asegurarse que la masa y las verduras están totalmente cocinadas.
Colocarlos en toalla de papel para que absorban cualquier exceso de grasa.

 
Servir caliente.

Se pueden comer por si solos o con una salsa hecha a base salsa de soya, vinagre de arroz, azúcar y un ajo machacado.