I own the copyrights of all my photos, no copying or redistribution without my permission.
Yo tengo derecho de autor sobre todas mis fotos, no copiar o redistribuir sin mi permiso.

lunes, 16 de junio de 2014

Cabezotes

 
Para los cubanos el Capuchino no es un café italiano o un monje, es un cake esponjoso, de color amarillo, empapado en almíbar.
Es uno de los dulces más sabrosos de Cuba y hecho en forma de cake, es para las grandes ocasiones.
Este ligero, esponjoso y almibarado dulce se puede hacer de tres formas diferentes:
Los de forma redonda,  son llamados Cabezotes.
En forma de cono, son Capuchinos.
Hecho como Cake, se le llama Cake de Capuchino.

Los Capuchinos es la versión más popular en las dulcerías cubanas. Pero requiriéndose un molde especial, una bandeja llena de hoyos donde se colocan los moldes, conos de metal con conos de papel de horno (parchment paper)  para hornearlos en forma vertical  es mucho más práctico hacerlos en su forma redonda cuando se hacen en casa.

El secreto del delicioso sabor de los Capuchinos es el almíbar tradicionalmente de anís o de sabor de vainilla, pero también se puede hacer con almíbar saborizada con licores.


Cabezotes Caseros
11 yemas de huevos
1 huevo
¼ taza de azúcar
1 cdta de vainilla
¾ taza de Maizena (corn starch)
½ cdta de sal
1 cda de harina*
4 – 6 gotas de colorante amarillo para comida**

Almíbar Ligera
3 tazas de azúcar
3 tazas de agua
Ralladura de limón
1 estrella de anis
½ cdta de vainilla
Preparar la almíbar hirviendo todos los ingredientes por 3 minutos. Reservar y enfriar.

Cabezotes
Batir con mezcladora eléctrica las 11 yemas y el huevo entero por 2 o 3 minutos hasta que todo este bien mezclado.
Agregue cdta de vainilla y azúcar.
A velocidad alta, continúe batiendo por 10 minutos hasta que la mezcla tome consistencia cremosa y se haya doblado en cantidad.
Añada gotas de colorante amarillo mientras se esté batiendo la mezcla.
Agregar maicena, harina y sal tamizándolas encima del bowl con la mezcla de huevo en 3 o 4 porciones, revolviendo suavemente y preferentemente con espátula o cuchara de plástico para que la mezcla no disminuya.
Verter en molde de cupcake previamente engrasado con mantequilla o en cupcake liners.***
Rellenar los cucpackes hasta casi el borde, los Cabezotes deben de crecer y sobresalir del borde del molde.
Hornear a 350F por 15 a 17 minutos – 17 minutos exactos tomó en mi horno.
Dejar enfriar los Cabezotes antes de enchumbarlos en almibar.
Enfriar, los Cabezotes se sirven fríos.
 

*La harina da estabilidad a la masa, evitando que se hunda la superficie de los Cabezotes al sacarlos del horno. Pero debe de usarse muy poca porque este es un dulce ligero y esponjoso. Si se usa mucha harina quedaría muy denso.

**El colorante amarillo puede ser opcional, ya que las yemas de huevo dan el color amarillo al dulce, pero yo le echo unas gotas de colorante amarillo para obtener el clásico color del dulce.

***Yo los hago en cupcake liners y después que se enfrían los saco de los liners antes de enchumbarlos en almíbar; me gusta las estrías que se forman alrededor de los Cabezotes al despegarlos de los liners.

 

3 comentarios:

Olga Riofrio dijo...

Solo de verlos se me hace agua la boca.
Saludos
olguis.

Helen Roque dijo...

soy cubana me gusta cocinar y me gusta tu pagina, quisiera recibir tus recetas, muchas gracias, mi nombre es Elena Roqueta y vivo en Alabama, gracias por tus recetas de comida

Anónimo dijo...

Hola riquísimos, tratare de hacerlos un abrazo.