I own the copyrights of all my photos, no copying or redistribution without my permission.
Yo tengo derecho de autor sobre todas mis fotos, no copiar o redistribuir sin mi permiso.

jueves, 30 de abril de 2015

Frituras de Malanga

 


La Malanga (Colocasia esculenta) es un tubérculo comestible. En Cuba se cultivan dos géneros: Colocasia y Xanthosoma, el primero originario del sureste de Asia y el segundo, originario de América.
Los cormos (tallo subterráneo) contienen altas cantidades de nutrientes, como proteína, calcio, fósforo, hierro, vitamina C y A, además de ser altamente digestivo. De la malanga se puede obtener una harina, muy beneficiosa como alternativa a la harina regular, para las personas con problemas alérgicos, ya que las partículas de almidón son muy pequeñas y muy fáciles de digerir, reduciendo el peligro de una reacción alérgica. Es por esto que en Cuba, la primera comida que se les da a los bebés, es puré de malanga. También es muy recomendada para cuando haya males de estómago, como dieta blanda.




Otras especies de malanga (especialmente X. roseum) son utilizadas como planta ornamental, por sus lustrosas y grandes hojas.
En Cuba, el cultivo de tubérculos comestibles es amplio, cultivándose la yuca, el boniato, y la malanga principalmente. La malanga, igual que la yuca y el boniato son consumidos y preparados de varias formas, desde ingredientes en caldos y guisos hasta hecha frituras. En la provincia de Pinar del Rio, la malanga es cultivada y consumida preferentemente a la papa y el boniato.
La Malanga es conocida como:
taro en Tahiti
kalo en Hawaii
cará en Brasil
yautía coco en República Dominicana
bituca en Peru
quequisque en Nicaragua
ocumo chino en Venezuela
otoe en Panama
papa balusa en Bolivia
pipa en Colombia
malanga en Puerto Rico, Costa Rica, Guatemala, México, Honduras, y Cuba.
 
Receta Tradicional de Frituras de Malanga
3 malangas medianas
2 huevos
2 cucharadas de perejil fresco*
5 dientes de ajo
pimienta y sal
aceite vegetal para freír.
Pelar y  rallar la malanga cruda.
 

                                    
 
Agregar sal, huevo, perejil picadito y ajo machacado.


 
Tomar porciones con una cucharada y se fríen en o aceite caliente, pero no muy caliente para que se cocinen bien por dentro y queden doraditas.

 
Servir acabadas de freír.

 
*En mi receta no uso perejil. Aunque este ingrediente es tradicional en la receta, en casa a nadie le gusta el perejil, preferimos cilantro. En estas frituras de malanga use una combinación de perejil y cebollino. Las servi con una salsa estilo Aioli.
 

sábado, 18 de abril de 2015

Creamy Lemon Pepper Chicken

 La pimienta con limón es un condimento hecho con cáscara de limón granulada y granos de pimienta negra machacados. La cáscara de limón se machaca con la pimienta para permitir que el aceite cítrico infunda la pimienta. Esta mezcla se cocina y se seca para entonces usarse sobre carnes, especialmente pollo y pasta, aunque originalmente se usaban principalmente con pescado.
A mí me gusta mucho el sabor del pollo con pimienta con limón, pero en casa prefieren las carnes con salsa, por lo que ajuste la receta para complacer la preferencia de la familia. Fue muy fácil, solamente use 1 taza de sopa de crema de pollo con 1 taza de agua.
Los acompañantes al Creamy Lemon Pepper Chicken son Arroz Congri y Platanos Maduros.

Marilyn’s Creamy Lemon Pepper Chicken
Pechugas de pollo, sin piel
Lemon pepper seasoning
2 cdas de aceite de oliva o mantequilla
1 taza de crema de pollo
1 taza de agua
1 cdta de jugo de limón o lascas de limón.*

Sazonar las pechugas de pollo con la pimienta con limón.
Mezcle la taza de crema de pollo con el agua.

Sauté las pechugas de pollo en el aceite de oliva o mantequilla.

Agregue la crema de pollo y cdta de jugo de limón o lascas de limón.
Cocine a fuego mediano/bajo por 10/15 minutos.
Servir caliente decorado con una lasca de limón.

                                       
*El limón usado en esta receta generalmente es el limón amarillo, de un sabor menos acido que el limón verde. Es el limón más usado en la cocina estadounidense. Pero como yo estoy acostumbrada al sabor del limón verde, encuentro el sabor del limón amarillo muy suave, tiendo a usarlo muy poco y prefiero continuar usando limón verde en mis recetas.